Para los más  ZEN, recomendamos este precioso Maneki